Te damos algunas claves para un masaje erótico - La Mirilla Roja
18709
post-template-default,single,single-post,postid-18709,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Te damos algunas claves para un masaje erótico

Te damos algunas claves para un masaje erótico

Hoy te voy a proponer algo nuevo que, quizás, nunca hayas probado. Se trata de realizar masajes sensuales a tu pareja. No creo que muchas personas sepan cómo hacer esto, pero sí sé de algunas que son expertas en la materia y que le podrían dar clases a más de uno.

Como me gusta compartir mis conocimientos, te quiero contar cómo hacer el mejor masaje sensual de tu vida. Tu pareja estará superagradecida y querrá que lo repitas asiduamente. Eso sí, tendrá que aprender a hacerlos porque es lo justo, ¡tú también los mereces! Comencemos…

Prepara el ambiente

 

El ambiente adecuado tiene mucha importancia. Por eso, una buena idea es que coloques velas aromáticas, temples la habitación y pongas música suave y relajante.

También será necesario que tengas a mano aceite neutro para que se te facilite la tarea de dar el masaje. Si quieres agregar aún más romanticismo, no olvides una botella de buen vino y unos chocolates, ¡un toque de glamour que a tu pareja le encantará!

Vamos a hacer el masaje

Pídele a tu pareja que se quite la ropa y se acueste boca abajo. Coloca un poco de aceite en tus manos y frótalas entre sí para calentarlo. Empieza con movimientos largos de arriba hacia abajo y continúa por los hombros. De vez en cuando frota su cuello suavemente.

Cuando ya cubriste toda el área de la espalda, es el momento de los glúteos y las piernas. Esta es una zona muy erótica, así que tienes que ser muy cuidadosa al dar los masajes para que tu pareja no desee tener sexo en ese momento.

Coloca las palmas sobre la zona de los glúteos y haz movimientos circulares. Incrementa la presión a medida que cubres toda la zona. A continuación pon tu mano sobre la nalga derecha y masajea esa área. Esto se hace creando un rollo de piel con los dos pulgares para luego empujar hacia arriba. Repite esto con la otra nalga.

Acto seguido llega el turno de las piernas. En este caso deberás comenzar por los muslos y seguir hacia las pantorrillas. Ten cuidado de no poner demasiada presión en la parte trasera de la rodilla y masajea suavemente la zona de la rótula. Cuando completes toda la zona, será el momento de comenzar con los pies. Esta zona es muy importante, pues contiene los «sensores» de todo el cuerpo. Tu pareja deberá darse vuelta y acostarse sobre su espalda. Procura ser cuidadosa y suave cuando los masajeas.

Finalmente, llegamos al punto cúlmine, que consiste en masajear el pecho de tu pareja. Deberás ser suave y utilizar aceite, ya que hará que tus manos se deslicen con facilidad. Esta parte la dejo a tu criterio para que elijas cómo hacerlo y por dónde empezar.

Dile a tu pareja que tienes una sorpresa para esta noche y hazle un masaje sensual. Seguro quedará encantado y será el primer paso hacia una noche de pasión inolvidable.

 

Nosotros por nuestra parte os recomendamos nuestra sección de aceites y velas específicas para masajes. Haz click aquí

Sin Comentarios

Escribir un comentario