Los cócteles más seductores para una noche de sexo - La Mirilla Roja
17716
post-template-default,single,single-post,postid-17716,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Los cócteles más seductores para una noche de sexo

Los cócteles más seductores para una noche de sexo

Los cócteles son bebidas suaves, refrescantes, con o sin alcohol, y con sabores que invitan a disfrutarlos de manera pausada por lo que son una excelente forma de iniciar una comida o una velada que invite al romanticismo y quizás… a algo más.

Un cóctel antes de sentaros a la mesa siempre es buena idea, aunque también podéis tomarlos como bebida principal, perfecta entre plato y plato, y también como colofón a una cena y a una noche que acaba de empezar.

Tienes una amplia variedad donde elegir según vuestras preferencias. Los hay con un toque dulce muy adecuado y también, si os gusta más, con un matiz salado y/o exótico que siempre sorprende.

Elige para esa noche cócteles que lleven ingredientes como la menta, el maracuyá (fruta de la pasión), la granadina, zumos de refrescantes frutas y como bebidas alcohólicas, entre las más sugerentes, capaces de despertar la líbido, se encuentran el tequila y por supuesto el “infalible” champán.

Aquí tienes una selección de lo más tentadora:

Margarita

Es un clásico de la gastronomía mexicana que resulta excitante por el toque único de la lima con sal.

Mezcla en una coctelera medio vaso pequeño (chupito) de tequila (unos 30 ml.), la mitad de cointreau (15 ml.), el zumo de dos limas y unos cubitos de hielo. Agita bien. Sirve mojando el borde de la copa en zumo de lima y sal (quedará adherida). Adorna con una coqueta rodaja de lima.

Tequila Sunrise

Es perfecto, no contiene demasiado alcohol y su bonito y sugerente color invita a eso, a amanecer (sunrise) juntos.

Para hacer dos, necesitarás el zumo de dos naranjas, un vasito de tequila (chupito) granadina y hielo.

En copa alta, pon primero abundante hielo, a continuación, añade el zumo y el tequila, remueve con cucharilla suavemente. Cuando estén bien mezclados, incorpora granadina a tu gusto. ¡Verás que colorido!

Cóctel de café

Muy adecuado para una sobremesa que invite a las confidencias. Mezcla en coctelera: dos vasitos de vodka y uno de licor de café. Añade un golpe de brandy de cerezas y rebaja con gaseosa (1 o 2 vasitos) y hielo picado. Agita con energía y sirve.

Champagne a la menta

Es muy sencillo de preparar y resulta de lo más original. La combinación entre el champán y la menta puede resultar “explosiva”.

Haz unas bolitas de melón (con pinza-cuchara pequeña) y déjalas macerar unos minutos en licor de menta. Sirve en copa adecuada el champán bien frío e incorpora los trocitos de melón. Adorna la copa con una aromática hoja de menta y… dejaros llevar por la pasión.

Mimosa

El nombre de este cóctel, a base de champán, lo dice todo. Mezcla directamente en copa alta 7 cl. de champán con 2 cl. de grand marnier completando con zumo de naranja ¡una delicia!

Coco loco

Podéis haceros vuestra particular escapada al Caribe sin salir del salón, disfrutando de este exótico cóctel.

Mezcla en batidora igual cantidad de vodka, tequila y ron blanco (un vaso pequeño de cada bebida) junto al zumo de un limón y 20 ml. de crema de coco. Bate bien la mezcla y sirve en copa (balón) con cubitos de hielo.

También, para una noche especial, puedes animarte a sorprender a tu pareja sirviendo este cóctel en un coco natural. En ese caso, parte el coco por la parte superior (como si le quitases la tapa) y sustituye en la batidora la crema por el agua de coco (también puedes añadir unos trocitos de esta fruta tropical). Una vez bien batido, vierte el líquido en el coco.

Usa la imaginación y adórnalo sin escatimar en detalles con sombrillitas, rodajas de piña y hasta bengalas ¿por qué no?

Cóctel de maracuyá

No lleva alcohol, está riquísimo y revitaliza todos los sentidos.

Como de éste podéis repetir cuanto queráis, mezcla en una jarra 1/2 litro de zumo de piña con 1/4 de zumo de naranja, otro 1/4 de zumo de maracuyá y 1/4 de gaseosa. Si quieres, espolvorea con vainilla molida (optativo). Sirve bien frío con hielo picado y adorna, por ejemplo, con una rodaja de piña o de naranja. Una apuesta refrescante y de lo más sugerente.

Asegúrate una noche de pasión desenfrenada apostando por los mejores afrodisíacos.

[products columns=”3″ orderby=”title” order=”” ids=”15885, 15889, 15893, 15897, 15901, 15905, 15909, 15913, 15917″]
Sin Comentarios

Escribir un comentario