Sexo en la piscina - La Mirilla Roja
16323
post-template-default,single,single-post,postid-16323,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Sexo en la piscina

Sexo en la piscina

No todo el mundo puede irse de vacaciones, pero eso no significa que no tengan el mismo deseo sexual desmedido del verano. Y eso es lo que Brenda B. Lennox nos cuenta: una historia de sexo explícito, con un estilo directo, en la piscina. Disfruta…

Nos quedamos sin vacaciones por mi culpa, así que no dije ni mu cuando apareció con aquel armatoste para la piscina. Un flotador gigante, naranja fosforito, con forma de sillón. Creí que sería un capricho pasajero, pero se convirtió en su segunda piel, los fines de semana de aquel tórrido verano. Se apoltronaba, con un libro, aceitunas  y varias cervezas,  mientras yo escribía en mi despacho, agradeciendo  que ese amor desmedido fuera su único parecido con Homer Simpson.

Sin Comentarios

Escribir un comentario